SAT denuncia renuencia de la Nunciatura Apostólica para fiscalización

El jefe de la SAT, Juan Francisco Solorzano Foppa -al centro-, criticó al nuncio apostólico por oponerse a entregar datos para fiscalizar a sus empleados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El jefe de la SAT, Juan Francisco Solorzano Foppa -al centro-, criticó al nuncio apostólico por oponerse a entregar datos para fiscalizar a sus empleados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), continúa fiscalizando a los organismos internacionales y sedes diplomáticas en el país, pero denunció que “hay mucha resistencia” de algunos, para brindar información de sus trabajadores, entre ellos el Nuncio Apostólico, Nicolas Thevenin,  indicó Solórzano Foppa.


El jefe de la SAT asegura que en el país hay registrados unos 200 organismos internacionales y sedes diplomáticas, a las cuales se les está requiriendo información de los trabajadores.

Buscan fiscalizar a los trabajadores guatemaltecos y extranjeros que residen en el país y que no tienen calidad de diplomáticos o de funcionarios de esos organismos. 

Oposición

Reiteró que en varias sedes han encontrado resistencia, sobre todo en la Nunciatura Apostólica (la embajada del Vaticano en Guatemala y el representante del Papa Francisco).

“Debo decir públicamente que ha habido mucha resistencia de los organismos internacionales, se han negado rotunda y constantemente a darnos la información” de los montos de cuánto ganan sus trabajadores, su respectivo número de identificación tributaria (NIT) y número de documento de identificación personal, aseveró Solórzano.

Según dijo, han efectuado tres requerimientos de información, y en el último se incluyó una advertencia de las posibles sanciones que tomarán en temas tributarios, para quienes no estén al día. 

El nuncio apostólico, Nicolas Thevenin, acompaña al alcalde Álvaro Arzú en una actividad pública frente a la Municipalidad de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El nuncio apostólico, Nicolas Thevenin, acompaña al alcalde Álvaro Arzú en una actividad pública frente a la Municipalidad de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Debo decir que quien más se ha opuesto es el nuncio apostólico así abiertamente y quien me ha dirigido cartas inclusive diciendo que lo he insultado y cosas así” y eso responden por exigirles que den acceso a la información que ellos manejan, contó Solorzano.

El funcionario considera que muchos de los trabajadores de organismos internacionales se han puesto al día, “esa ha sido la política y también me lo han hecho saber”, han indicado que están impulsando eso dentro de los trabajadores incluso se han cambiado contratos por ciertas cláusulas que tienen.

Aunque muchos están cumpliendo “ha sido un tema conflictivo”, además jurídicamente es complejo, los ha llevado a revisar cada normativa ya que con cada organismo internacional se tiene un acuerdo bilateral y establece reglas diferentes en cada caso.

Hay organismos internacionales que conforman Naciones Unidas, pero por cada agencia tiene un acuerdo diferente, agregó.

Sanciones

El jefe de la SAT dijo que han trabajado con el Ministerio de Relaciones Exteriores, varias mesas de discusión sobre el tema, y  los organismos internacionales han pedido a la Cancillería que haga una consulta a la Corte de Constitucionalidad, con relación a la aplicación de algunas normas como el convenio de Viena y en relación al Código Tributario.

La SAT está a la espera de lo que resuelvan, pero mantiene su criterio de que tienen la obligación de entregarles información solicitada y de lo contario la aplicación de sanciones, entre las Solorzano explicó, está un monto de Q5 mil por incumplimiento de una obligación formal, pero recalcó que si hay reincidencia, aumenta y se pueden analizar otras acciones.  

Concluyó asegurando que seguirán con la fiscalización y que analizarán si procede el delito de resistencia a la fiscalización y en qué casos podría aplicarse.

Prensa Libre intentó obtener una opinión del nuncio Thevenin, pero no obtuvo respuesta.