Sala ordena resarcir a 360 cuentahabientes en caso Bancafé


Bancafé cerró sus sedes el 20 de octubre del 2006 y de ello se desprendieron dos procesos penales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Bancafé cerró sus sedes el 20 de octubre del 2006 y de ello se desprendieron dos procesos penales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En el fallo, dictado el pasado 14 de junio, la Sala rechazó las acciones legales de Celeste Soto Vettorazzi, Jorge González Castillo y Ariel Camargo Fernández, exdirectivos del banco, quienes se oponían a la condena que les impuso el Tribunal Undécimo, en la cual fueron enviados a prisión  y se ordenó el resarcimiento de las víctimas.

Para hacer la devolución del dinero perdido se señala que es una obligación de la Corporación Financiera Nacional (Corfina), adscrita al Ministerio de Economía, hacer las gestiones para liberar el monto que fue defraudado.

Se estipula en la resolución que todos los cuentahabientes perjudicados tienen que ser notificados antes de que se comience a hacer el respectivo resarcimiento.

En prisión

El 27 de octubre del 2016, el Tribunal Undécimo de Sentencia Penal condenó a los señalados a 10 años y ocho meses de prisión, así como al pago de una multa de Q50 mil, al declararlos responsables de estafa propia y casos especiales de estafa en forma continuada, y  las instituciones responsables deben resarcir a los cuentahabientes perjudicados.}

El Tribunal determinó que  Bancafé captó dinero, y  por medio de acciones administrativas  usó el dinero sin la autorización de sus clientes, y   posteriormente lo perdió.

Cierre abrupto

El 20 de octubre del 2006, los cuentahabientes e inversionistas de  Bancafé fueron sorprendidos con el anuncio de que la entidad había quebrado.

Queda pendiente que los tres sentenciados y otros exdiretivos del banco resuelvan su situación por el caso Bancafé International Bank, que detalla la pérdida de US$154 millones para inversionistas.

Fallo unánime

A la devolución deben agregarse los intereses.

  • Los magistrados  Jaime Amílcar González Dávila, Beyla Adaly Xiomara Estrada Barrientos y Zonia de la Paz Santizo Corleto determinaron que los condenados no tenían la razón y que debía mantenerse el fallo del Tribunal Undécimo Penal.
  • Se ordena que las víctimas obtengan el respectivo resarcimiento.
  • También se  estipula que no solo debe devolverse el dinero que fue defraudado a los cuentahabientes, sino que se deben pagar los respectivos intereses, de acuerdo con la tasa de la época en que cerró el banco.



Fuente Prensa Libre

También te puede interesar