Gobierno se distancia de Mérida, otra vez


En una entrevista de TV, con un canal de Orlando, Florida, Claus Mérida señaló al embajador de EE.UU. de “golpista”. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
En una entrevista de TV, con un canal de Orlando, Florida, Claus Mérida señaló al embajador de EE.UU. de “golpista”. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El canciller Carlos Raúl Morales negó que el Estado haya contratado a una empresa de cabildeo pero aclaró que el firmante (Mérida) habría actuado a título personal: exactamente la misma excusa que se dio cuando el exembajador migrante envió cartas a un congresista de EE.UU.

Registro

En documentos publicados por elPeriódico se lee claramente el nombre y firma de Mérida, el 6 de abril, como “embajador”, siete días antes de que el Ejecutivo derogara el acuerdo gubernativo que lo designó en Misión Especial con rango de embajador, por excederse en sus funciones.

Además, se coloca la dirección de la Casa Presidencial y se menciona al presidente “J. E. Morales”.

Mérida también figura como “Presidential Chief of Staff —jefe del equipo presidencial o estado mayor presidencial—. El contrato con Barnes & Thornburg es por US$80 mil al mes y vence en marzo del 2018.

Otro contrato con la misma compañía fue firmado por cuatro diputados. Uno de ellos, Fernando Linares Beltranena, confirmó haber firmado el documento. “Yo puedo hablar por mí. Yo sí busqué inversionistas privados para que lo pagaran (el cabildeo) porque yo no tengo ese dinero y mantengo en secreto profesional no revelar los nombres de quienes lo pagaron”, dijo Linares.

Añadió que envió cartas e iba a reunirse con varios senadores y representantes estadounidenses para hacer ver que el embajador de ese país en Guatemala, Todd Robinson, “interfería” en asuntos internos.

Dos de los senadores a quienes se refiere son Marco Rubio y Mike Lee. Coincidentemente, el presidente Morales se reunirá hoy con ambos. Este contrato vence en junio del 2018.

Corrupción

El viernes último, el mandatario guatemalteco fue entrevistado por el periodista Jorge Ramos, en la cadena hispana Univisión, y este lo cuestionó acerca del proceso judicial en contra de su hijo y su hermano.

“Todo eso es parte de una corrupción que se ha vivido en este país. Una corrupción que de una u otra forma en Latinoamérica, en Guatemala y en muchas partes del mundo (…) se ha considerado como normal”, dijo el gobernante.

El arzobispo metropolitano, Óscar Julio Vian, fue consultado al respecto, después de la misa de ayer. “Yo creo que la declaración no fue realmente justa para nuestro país”, afirmó.

Presidente decide

Respecto de la ausencia de la fiscal Thelma Aldana como parte de delegación que acompañó al presidente, la Embajada de EE. UU. dijo que ellos solo trasladan la invitación.

“La invitación vino de parte del Gobierno,  y por ser el canal diplomático, la Embajada traslada la invitación a los gobiernos de los países  invitados. Esta iba dirigida al presidente y su delegación. No iba detallado ‘tráigase a tal o tal persona’, sino que decía al presidente y su delegación”, explicó una fuente de la Embajada en Guatemala.

Ello indica que cada gobierno arma su delegación, lo que contradice el comunicado publicado por el Ejecutivo, de que no corresponde a la Presidencia integrarla.

“Desconozco por qué el gobierno de EE. UU. no le extendió invitación (a Aldana); sin embargo, mañana —hoy— se podrá dar más detalles sobre cómo se conformó la comitiva, dijo Heinz Hiemann, vía WhatsApp.

Análisis del plan

Sobre el plan para frenar la migración y que fue uno de los motivos de la visita del presidente a EE. UU., analistas opinan que no hay un cambio sustancial de las metas originales fijadas en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte (PAPTN).

Los expertos reaccionaron a la opinión que ayer publicó en Prensa Libre, Rex Tillerson y John Kelly, secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EE. UU., así como Luis Alberto Moreno, presidente del BID.

“Es interesante hacer notar que EE. UU. y el BID difieren de la explicación oficial guatemalteca sobre las causas de su migración, ya que, a diferencia del gobierno guatemalteco —que insiste en que la mayoría de la migración es por causas económicas y falta de empleo—, el artículo sostiene que se debe a la inestabilidad originada por una combinación de pobreza, con pandillas y crimen transnacional”, explicó Pedro Pablo Solares, analista en temas de migración.

El sociólogo Manuel Villacorta comentó: “Si bien el plan expone con claridad sus pretensiones, faltó incorporar componentes orientados al desarrollo integral de los países: fuertes inversiones en infraestructura y el impulso de un ambicioso plan regional de educación, en donde se privilegie la educación técnica laboral”.



Fuente Prensa Libre

También te puede interesar