42 reos tiene penas de cárcel de más de cien años


Yat Chew Girón no supera los 30 años de edad, fue condenado  a 250 años de prisión por el asesinato de su familia en el 2008, lo que lo convierte  uno de  los  42 reos que   cumplen “condena perpetua” como parte de 24 sentencias  emitidas con penas de cárcel  que superan  cien años.

Cuatro exsmilitares recibieron la mayor condenada dictada por un tribunal por la matanza de Dos Erres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Cuatro exsmilitares recibieron la mayor condenada dictada por un tribunal por la matanza de Dos Erres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los reos con largas condenas (0.2 por ciento de la población reclusa) tendrían que   acumular nueve mil 877 años  para cumplir los veredictos —al 30 de septiembre último—.

El pasado 24 de noviembre,  Jorge De León Hernández, uno de los jefes  de la  Mara Salvatrucha, fue sentenciado  a 168 años por  el Tribunal de Mayor Riesgo A, por  la muerte de cuatro personas en junio del 2010.

Morirán en la cárcel

Una de las penas más largas es la emitida en el 2011 por la masacre de  200 personas en  Dos Erres, La Libertad, Petén, perpetrada el 5 de diciembre de 1982. Los condenados por el caso cumplen una pena de seis mil 30 años de prisión.  

Corinne Dedik, analista de temas de Seguridad del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), refirió: “Prácticamente, son condenas perpetuas porque no van a poder salir de prisión y los sentenciados morirán en las  cárceles, cumpliendo la pena impuesta”.

La expectativa de vida en Guatemala es de 72 años, según el Instituto Nacional de Estadística y aunque hay condenas largas, el Código Penal establece que un reo puede cumplir una pena de hasta 50 años en la cárcel y luego será dejado en libertad.


Condenas imposibles de cumplir


  • Las penas mayores de 50 años impuestas por los jueces son consideradas  como perpetuas, refirió  Nydia  de Corzantes, directora del Instituto de la Defensa Pública Penal.
  • “Un privado de libertad condenado a 50 años pasaría el resto de su vida útil en prisión. Esas son penas imposibles de cumplir”, afirmó.
  • De Corzantes recordó el caso de la masacre en Dos Erres, Petén, donde hubo una persona de 70 años condenada a seis mil 30 años y que se supone  murió a los seis meses, por el impacto de la sentencia.
  • “Las penas deberían ser lo más ajustadas al delito señalado, ya que la Ley dice que no se pueden cumplir más allá de 50 años. Me preguntó yo: ¿Qué objeto tienen esas largas penas que son difíciles de cumplir”, opinó.
  • Explicó que no hay congruencia entre la ley y lo que se estampa en los fallos.

Para David Pineda, abogado penalista,  el sistema  “es obsoleto” por emitir esas sentencias y es del criterio que toda condena debe de ser mínima, para reinsertar “lo antes posible” al recluso a la sociedad  y que regrese a la productividad del país.

“La privación de la libertad es sufrimiento innecesario que no cumple su fin. Los tratadistas que estudian el derecho penal dicen que el objeto de la pena debería de ser la reeducación de la persona o para algunos casos  la medicina”, afirmó.

Los datos del Ministerio de Gobernación señalan que hay un condenado a 425 años; dos a  penas de  366, 300 y 224 años;  tres a 191 y cuatro, a 150 años.

La mayoría de casos son por sentencias contra miembros de pandillas, acusados de asesinato en forma continuada.  

El informe señala que hay seis reos que cumplen condenas de cien años.

Máxima penalidad

La investigadora del Cien expuso que los años de condena están vinculados por  el delito que cometieron los  acusados y de cómo está estipulado en el Código Procesal Penal.

Dedik citó como ejemplo que si una persona es sentenciada por robo agravado obtendrá la pena  máxima,  de seis años.

Los casos de homicidio, asesinato, secuestro y violación son transgresiones en que los jueces dictan condenas de 50 años, que es la pena  máxima, indicó, y explicó que hay reos que guardan prisión y a quienes se les  acumulan más años por otros delitos que comenten en la cárcel, por lo que “se mentalizan  que ya no saldrán de prisión” y sufren depresión.  

Los estudios  del Cien refieren  el 26% de la población reclusa está condenada a penas que superan los 25 años de cárcel.

Para el 2017, el Ministerio de Finanzas asignó  Q541.9 millones para servicios de custodia y rehabilitación de presos.

Estatus equiparado  

El informe indica que  cuatro de cada 10 reos está en prisión preventiva, a la espera de la culminación  del período  de sentencia  o que esta quede en firme luego de una  apelación.

Dedik aseguró que las sentencias largas,  quienes  ingresan por primera vez a las cárceles y los reclusos en fase preventiva causan  hacinamiento en  las prisiones.

El Preventivo de Hombres de  la zona 18 y las granjas  Pavón, Canadá y Cantel  concentran el 62% de reos.

Delitos y condenas

Robo agravado

6 a 15 años

9.7%

Asesinato

25 a 50

9.1%

Asociación ilícita

6 a 8

8.4&

Homicidio

15 a 40

6.4%

Extorsión

6 a 12

5.4%

Plagio o secuestro

25 a 50

4.4%

Portación ilegal de arma

8 a 10

4.3

Violación

8 a 12

2.9%

Ubicados por centro carcelario

Preventivo zona 18

4931

Pavón

2916

Canadá

2854

Cantel

2040

Santa Teresa

1077

Puerto Barrios

900

Los Jocotes

843

COF

689

Pavoncito

661

El Boquerón

549

Chimaltenango

505



Fuente Prensa Libre

También te puede interesar